Cine: Roma (2018) de Alfonso Cuarón. Katherine Hoch

Durante diciembre vi muchas películas de amor. O de desamor. Vi La La Land (2017) y pensé en terminar una relación. Vi otras dos películas chilenas que tenía pendientes: La vida sexual de las plantas (2015) y La memoria del agua (2015). Una me gustó más que otra; para evitar conflictos, prefiero no decir cuál, pero está claro que una me gustó más que otra.  

Roma (2018) es la nueva pel√≠cula de Alfonso Cuar√≥n, director y guionista mexicano. Son 135 minutos de una fotograf√≠a en blanco y negro, planos generales y geom√©tricos, travelling e incluso paneos en 360¬ļ. El relato cuenta la historia de una mujer mexicana, empleada dom√©stica y su relaci√≥n con los ni√Īos que debe cuidar. La narraci√≥n es cronol√≥gica y mesurada.

Fue tanto el impacto medi√°tico de esta pel√≠cula, que Facebook y otras redes sociales se llenaron de comentarios, recomendaciones e im√°genes. Abrir Instagram y ver una foto en blanco y negro de lo que parec√≠a ser escenas de alguna pel√≠cula, funcion√≥ como spam durante varios d√≠as. Yo no entend√≠a nada. Sab√≠a que algo pasaba; que hab√≠a una nueva moda. ‚ÄúDebe ser una serie‚ÄĚ. Pero no, para mi sorpresa, esta vez no se trataba de una serie, sino de una pel√≠cula.

En el √ļltimo a√Īo, esta plataforma se ha transformado en el canon cinematogr√°fico. ‚Äú¬ŅEst√° en Netflix?‚ÄĚ preguntamos cada vez que alguien nos recomienda una pel√≠cula. Si la respuesta es negativa, sentimos que nos apu√Īalan directo al coraz√≥n; quedamos sin ojos, sin manos, y con un pedazo menos de cuerpo. En caso de que la pel√≠cula recomendada est√© disponible, el injerto se te pega en la cara, toman desayuno juntos y luego se acompa√Īan durante la jornada laboral.

Empec√© a escribir este texto sin ver la pel√≠cula que quer√≠a comentar. Empec√© a escribir con rechazo y disgusto en la mesita para dos que hay en la cocina de mi casa. El disgusto debe haber sido premonitorio. Yo no quer√≠a ver Roma, pero tuve que hacerlo. ¬ŅFue morbo? Puede ser. Tal vez fue el mismo morbo que sent√≠ cuando supe que Una mujer fant√°stica (2017) gan√≥ un Oscar. Yo no quer√≠a, pero tuve que verla. Era imposible negarme. Intent√© meditar, contar hasta 10, e incluso sal√≠ a dar una vuelta r√°pida al living mientras la ve√≠a. Pero no, no tuve la fortaleza necesaria para seguir mirando. Algo similar me ocurri√≥ con Roma: ve√≠a la pel√≠cula y me sent√≠a como un ni√Īo curioso que quiere saber qu√© hay dentro de un pez cuando muere.

Y no pude aguantar. Saqu√© al pez muerto de su pecera, lo llev√© a la cocina, tom√© el cuchillo con m√°s filo y con una peque√Īa incisi√≥n, lo abr√≠ de par en par. ‚ÄúMam√°, ¬Ņqu√© hay dentro de un pez muerto?‚ÄĚ Sangre y caca, mucha caca.

https://www.youtube.com/watch?v=fp_i7cnOgbQ

+ Katherine Hoch (Santiago, 1991). Estudió Letras y Ciencias del Lenguaje. Ha participado del taller Poetizar y pensar de Nadia Prado (2017) y del taller Ensayo literario de Matias Rivas (2018). Actualmente es editora del colectivo Pantógrafas, que indaga sobre la figura femenina en el cine.