+++

Hay algo que indica que es hora de nacer. La señal que pone en marcha el parto, viene de la suficiente segregación de ciertas proteínas en los pulmones de los bebés. El pulmón, solo allí se decide la señal de maduración que se necesita para enfrentar el nacimiento. “Señor de la respiración”, es este uno de los nombres de Dios entre los Tuaregs, una tribu nómade del Sahara. El bebé “decide” nacer al mundo cuando ya se ha convertido en un pequeño dios, en el señor de su respiración…

+++

Ketmân: antigua costumbre persa que consiste en no decir nunca lo que se piensa, y solo decir, no sin un cierto orgullo oculto frente al poder que interpela, cualquier otra cosa que pueda servir para aplacar las discusiones o habladurías. Parresía: En Grecia era la costumbre de hablarlo todo atrevidamente, sin inteligencia, ni frenos ni decoro, incluso llegando a poner en riesgo al propio hablante. Dos formas de utilizar el lenguaje. El que evita y el que choca. Dos pueblos, Grecia y Persia. Ambos estuvieron enfrentados en una gran guerra. También en el habla.

+++

El anarquista Piotr Kropotkin y Tolstoi, coinciden en el tiempo diario que un hombre debe trabajar para producir todo lo necesario en el bienestar de la sociedad: cuatro horas diarias.

+++

“Escribir veinte líneas por día, geniales o no…” (Stendhal. Diarios)

+++

Hay dos tipos de perfiles culturales en Facebook: el que genera contenido, por ende no le teme ni al anonimato ni a la gratuidad, y el que genera promoción, el que entendió desde muy pequeño, probablemente desde el colegio, que su carisma o su talento pueden dar alguna divisa material. ¿Cuál es la diferencia de ambos si los dos se consideran inteligentes? El trato de sus padres, diría Freud.

+++

Ciento cincuenta años antes de Google, Akaki Akákievich, el cansado empleado del cuento de Gogol “El Capote”, llegaba a su casa y en lo poco que le restaba de su vacío día, se entretenía en buscar direcciones de personas importantes que anotaba en una impecable hoja de papel.

+++

Quiero postular a un fondo literario para comprarme un sofá, como Mario Levrero.

+++

“Cualquier individuo que necesite aportar orden y coherencia al flujo de las sensaciones, emociones e ideas que acceden a su conciencia desde el interior o el exterior, se ve forzado a emprender por sí mismo lo que en épocas anteriores hubiera llevado a cabo su familia, la moral, la Iglesia y el Estado…” .
(Rollo May. La necesidad del mito)

+++

La sociedad del cansancio, de la competitividad, del exitismo y todos esos mitos que hemos creado para nombrar nuestro mundo moderno, se caen cuando descubrimos qué significa esta frase sacada del mundo homérico: “Aien aristeuein kai hypeirochon emmenai atlón (“ser siempre el mejor y  sobresalir de los demás”). Nada es nuestro, ni nuestros peores vicios.

+++

Es maravilloso cuando los maestros o los gásfiter brindan voluntad a las cosas. Por ejemplo, cuando tienen dificultad para soltar una tuerca te miran y dicen: “No quiere”.

+++

Platón: una sociedad perfectamente virtuosa no necesitaría leyes.
Montesquieu: Si los hombres fueran perfectamente virtuosos, no tendrían amigos.
La perfección arrastra soledad. La filosofía también. A Platón no le interesa la política (comunidad de amigos) como fin último, sino como medio de contención para asegurar la suficiente tranquilidad al pensador destinado a ser solo. Salir de la caverna finalmente es negar el mundo. La política, originalmente, como fin, debe vivirse en el mundo y entre los hombres. Sería imposible sin imperfección.

+++

“El escritor tiene un lugar en su época. Cada palabra tiene sus consecuencias, cada silencio también. Considero a Flaubert y a Goncourt como responsables de la represión que siguió a la Comuna, pues no escribieron ni una línea para impedirla. No era asunto suyo, se dirá. Pero, ¿era asunto de Voltaire el caso Calas? ¿Era asunto de Zola la condena de Dreyfus? ¿Era asunto de Gide la administración del Congo?”
(Jean-Paul Sartre. ¿Qué es la literatura?)

+++

Las cartas de amor de Balzac a Ewelina Hańska. Durante veinte años. Cuatro mil páginas. Balzac la conoce casada, se hace su amante. Cuando en 1850, tras casi veinte años de cortejo e indecisiones logra casarse con ella, muere a los cinco meses. Ella lo abandona en su lecho agónico. Balzac muere en completa soledad.
Cuatro mil páginas, no olvidemos eso.

+++

“La humildad es una tristeza, que brota de que el hombre considera su propia impotencia… Por ello, si el hombre, al considerarse a sí mismo, percibe alguna impotencia, ello no se debe al hecho de que se conoce, sino al hecho de que su potencia de obrar está reprimida… Por ello, la humildad, o sea, la tristeza que brota de que el hombre considera su propia impotencia, no nace de una consideración verdadera, es decir, no nace de la razón, y no es una virtud, sino una pasión…”
(Baruj Spinoza. Ética demostrada según el orden geométrico. 1677)

+++

Según Nietzsche el crimen es para los valientes. Y también sería una cuestión de óptica. El poderoso mata al súbdito sin ningún problema, inducido solo por la diferencia de “tamaño” (majestuosidad) entre ambos (cosa que respondería la pregunta del porque nuestro amor hacia las ballenas y no a las garrapatas) “cuando hay una gran diferencia entre nosotros y otro ser, -escribe Nietzsche- no lo sentimos como injusticia y así matamos un mosquito sin remordimiento de conciencia…”

+++

Que no haya asesinato en el universo (incluyendo a los pollos) no se deberá a un ajuste moral (que ya está probado que no se producirá mientras nuestras ollas estén llenas de sabrosa carne) sino a un ajuste óptico de la percepción de la majestuosidad. La simpatía hacia las abejas (que nos hace perdonarles la vida) ha sido el primer ejemplo de este ajuste óptico entre dos seres de distinto tamaño (quizás mediado solo por el utilitarismo). Potestad que claramente no se han ganado aún las garrapatas…

+++

Que la mente psicopática se forje desde el útero (cosa que dice un psiquiatra en el matinal) es una verdad que el ser humano no puede soportar. Puede soportar incluso que no exista un dios, pero no la posibilidad de elegir. El último libro que planeó Tolstoi antes de morir y pensar todas estas cosas terribles sobre el bien y el mal, se titulaba “En el mundo no hay culpables”. Nombre insoportable.
Lo curioso es con que ingenuidad disfrutamos de la naturaleza, siendo que esta verdad se réplica con más fuerza dentro de su poder. Es en la naturaleza donde no hay culpables ¡y aún así la admiramos!

+++

Según Plutarco, Pamenes, un soldado tebano, reprochaba a Homero no saber nada de amor, ya que ordenaba en su relato a la infantería por tribus y clanes y no ubicaba al amado junto al amante, “puesto que el amor es el único de todos los estrategos invencible”. Los pueblos más belicosos- dice Plutarco -son los más inclinados al amor: Beocios, Lacedemonios y Cretenses, así también los héroes: Meleagro, Aquiles, Aristómenes, Cimón, Epaminondas. Así que Pamenes alteró y cambió de lugar el orden de sus tropas pesadas, en función del amor que se tenían…

+++

“Es fascinante ver cómo en las relaciones más sólidas, incluso después de años de convivencia, determinados aspectos ocultos de las personas afloran de pronto, como en una excavación arqueológica. Hay mucho que explorar y comprender. Con el resto de la gente, en cambio, uno sólo puede darse la vuelta, aburrido…”
(Hanif Kureishi. Intimidad)

+++

Hannah Arendt en una de las entradas de su Diario Filosófico:
“Sin duda la obediencia ha llegado a la política desde el ocaso de la polis griega, desde la esclavitud y desde el cuarto de los niños…”.
La obediencia refiere a la relación vertical de gobernante- gobernado que se determina claramente tras la República Platónica. ¿Y el cuarto de los niños? Bueno es este el símbolo del recinto privado que en Grecia era, al contrario del ámbito público donde los hombres eran iguales, sinónimo de desigualdad, obediencia y hasta coacción.
Alonso, mi bebé, está en su “cuarto”. Puede reír, darme la mano, balbucear una palabra, pero lo curioso es que aún no llega a la relación política moderna, por el sencillo motivo de que aún no obedece. Pareciera estar a la altura (o más) de la posición de poder de un adulto. Regalía que poco a poco irá perdiendo a medida que aprenda a obedecer a su padre. Proceso tan necesario como doloroso para el ímpetu libre del lactante.
Momentos fundadores; la obediencia llega a la política con Platón, y a la vida de Alonso conmigo, su padre.

+++

En periodos con mucha actividad telúrica, el matinal del trece tenía a mano el contacto del geógrafo Marcelo Lagos, que era llamado a cualquier hora para hacer las consultas pertinentes. Hoy, tiempos más victorianos que geológicos, se ha decidido incluir en su planta permanente de consultores a Margarita Rojo, psicóloga forense. Los panelistas entonces se divierten haciendo conjeturas con respecto al modus operandis de los asesinatos (hoy las técnicas de desmembramiento de cuerpos). Prueban así su ingenio hipotético mientras toman desayuno. Esperarán el siguiente bloque para dar los parabienes universales del horóscopo.

+++

¿Por qué no escaparon? Era una de las preguntas más recurrentes que le hacían los jóvenes a Primo Levi, sobreviviente de Auschwitz, cuando este daba alguna conferencia para relatar su experiencia en los campos de concentración. Habían muchas razones, el miedo, el no tener ya fuerzas, ni tampoco donde ir. Además había algo culturalmente significativo al respecto, es que no todos valoraban de igual forma la fuga. Hoy los occidentales, quizás influenciados por la literatura y el cine, ven el acto de fugarse como un símbolo de coraje e inventiva, los ejemplos van desde el conde de Montecristo hasta los reos de Alcatraz. Sin embargo, culturas como la soviética o la japonesa, no valoraban de la misma manera la fuga, para estas, el fugado era el resultado de una traición y una futura amenaza, porque previamente este se había rendido antes de hacer lo correcto que era morir.
En Eslovenia, los supervivientes comunistas del campo de Dachau fueron detenidos y acusados de cooperar con los nazis, porque si hubieran sido realmente comunistas habrían muerto. Su acusación finalmente fue por sobrevivir.
Esto me hace pensar en el caso chileno, y que tipo de juicio se hizo con el que huyó frente al que fue asesinado. ¿Existirá esa culpabilidad comunista por sobrevivir?

+ Álvaro Campos (1975) estudió Historia en la PUC de Valparaíso. Estos textos corresponden a los posteos de Facebook que publicó, en su mayor parte, entre el 20 y el 27 de agosto de 2018. La imagen de Edgard Degas, titulada “Fisonomías criminales”, también fue extraída del Facebook del autor. 
Total
14
Shares