+Pablo Ferrer inaugura el próximo 14 de junio la exposición Otras caídas, en la Galería D21. Aquí adelantamos tres de las 10 obras, óleo y carbón sobre papel, 170 x 140 cm.

He reunido un grupo de pinturas al óleo sobre papel con cuerpos precipitándose al vacío, arrastrados por la fuerza de gravedad. Son personajes que viven sus propias tragedias en suspenso. Usé fragmentos de dibujos o pinturas provenientes de distintas épocas y contextos, materiales que he tomado prestados y de los cuales me apropio, modificándolos: de Goya, Coré, Sergio Larraín y Veronés, entre otros. Intervenidas y reinventadas, se agolparon por la atracción que despiertan en mí. Este interés partió sin programa, pero pronto encontré la unidad en la caída y la desgracia.

El papel, menos exigente en términos simbólicos que la tela, se presta para hacer de manera menos costosa experimentos con colores y elementos gráficos. La urgencia, la velocidad y la falta de expectativas excesivas son parte de los elementos en juego en el trabajo sobre papel: absorción, opacidad y marcas gráficas condicionan el resultado material. Las imágenes juntan el dibujo con la pintura y diversos códigos de origen.

Mientras las pintaba pensaba en la abrupta expulsión del paraíso bíblico. Expuestas, se encontrarán por primera vez una al lado de la otra. Cada una forma parte de una comunidad anacrónica que va del humor negro al drama heroico. Son, después de todo, imágenes que se repiten sin cesar, que se acumulan como testimonios de un momento que quiere olvidarse, el riesgo constante de vivir en la tierra.

+Ferrer forma parte del grupo La Caverna, junto a Antonia Daiber, Natalia Babarovic, Ignacio Gumucio, Christian Yovane, Adolfo Martínez y Francisco Morales. Expone en septiembre en Centro de Extensión UC.