“Habías sido yo”, de Isidora Gilardi se expuso en la galería Local arte contemporáneo. Santiago de Chile, 2018. Texto: Ileana Elordi.

i. En este lugar hay olor a flores.

ii. Como todas las selvas, la selva costarricense está llena de flores. Entremedio de ellas, una mariposa y una abeja se toman las lágrimas de un cocodrilo acostado sobre un tronco. No lo hacen a modo de fetiche, sino con un fin reproductivo: necesitan del sodio de las lágrimas para poder desovar.

iii.  La selva también está llena de líquenes, esos organismos que evolucionan a partir de la cooperación mutua entre un hongo y una bacteria. Quizás entre ellos generan lazos afectivos, y quizás, la abeja, la mariposa y el cocodrilo también.

iv. Se podría decir que los cocodrilos son unos hipócritas: lloran a sus presas una vez muertas mientras se las comen. Mientras actúan de verdugos, a la vez ofician de deudos tristes y lastimeros.

v. Quizás es el afecto lo que rige el movimiento de las cosas.

vi. El cocodrilo nunca ataca a los insectos. Justo encima de su ojo, las alas de la mariposa parecen un accesorio de coquetería, una pestaña larga y artificial.

vii.  Dicen que, si el infierno tuviera flores, el infierno simplemente no existiría como tal.

viii.  Un cocodrilo de yeso puesto en la pared junto a insectos disecados es una metáfora dulce. Una transición sin cortes que comienza con un animal tumbado en la selva de Costa Rica.

ix.  Generalmente, es un hecho aleatorio el que sirve de estímulo para encarnar una idea.

x. Las perlas también pueden ser Pléyades y vincular hechos alejados entre sí.

xi. Si no hay lugar, podemos inventar un espacioíntimo dentro de un espacio ajeno.

xii. “Cuanta precisión de movimiento se necesitapara que los planetas viajen a gran velocidad sin herirse uno al otro”.  / Sharon Olds.

xiii. Quizás conocer signifique reemplazar, de manera que cuando más se combina el mundo a través de los ojos, más se compromete y se entiende.

xiv. Si una oreja se parece a una concha, entonces a través de las dos se escuchan las olas.

xv. Solo algunas interacciones salvarían después en un naufragio.

xvi. “Todos los objetos son movidos por otros objetos. Ningún objeto se mueve por sí mismo. Todos los seres tienen origen en otros seres. Ningún ser lleva en sí su propia causa”./KennethRexroth

xvii. ¿Por qué aferrarse a todo eso? ¿Dónde sino podría dejarlo?

xviii.  Y más que nada, que todo estuviera más cerca. Incluso lo que ni siquiera se sabe que está ahí.