Selección y traducción al español por Ileana Elordi a partir de la recopilación “One Hundred poems from the Chinese” de Kenneth Rexroth.

Su Tung-Po / 蘇軾

 

LA HABITACIÓN ORIENTADA AL SUR CON VISTA AL RÍO

La habitación está preparada, ya ha ardido el incienso.
Cierro las persianas antes de cerrar los párpados.
El dibujo del cubrecama imita las olas del río.
La cortina de gasa es como una niebla.
Un sueño viene a mí y cuando despierto, ya no sé dónde estoy.
Abro la ventana del poniente y contemplo las olas
Extendiéndose una y otra vez sobre el horizonte.

 

LUNA, FLORES, HOMBRE

Levanto mi copa e invito
A la luna a bajar desde el cielo.
Espero que me acepte.
Levanto mi copa, y le pido a las flores,
Cargadas de flores, que tomen conmigo.
Les deseo larga vida y prometo nunca cortarlas.
En compañía de la luna y las estrellas,
Me embriago, y ninguno de nosotros
Se preocupa ya de lo bueno o de lo malo.
¿Cuántas personas podrán comprender nuestro gozo?
Tengo vino, luna y flores.
¿Acaso necesito de alguien más?

 

BEGONIAS

El viento del este sopla suavemente.
Los rayos nacientes flotan
Entre el denso perfume de la neblina.
La luna aparece, justo ahí,
En la esquina del balcón.
Solo temo, que en lo profundo de la noche,
Las flores se duerman.
Sujeto con mis manos una vela que brilla
Para alumbrar esa belleza escarlata.

 

NOCHE DE PRIMAVERA

Los minutos de una noche de primavera,
Son más valiosos que diez mil monedas de oro.
El perfume de las flores es tan intenso,
La sombra de la luna es tan nítida.
En el pabellón suenan voces y flautas tan suaves, tan alegres.
En el jardín, una hamaca se mece en la noche quieta y oscura.

 

A UN VIAJERO

El año pasado cuando te acompañé
Hasta la puerta de Yang Chou,
La nieve volaba como un algodón de sauce blanco.
Este año la Primavera nuevamente llegó,
Y ahora, el algodón blanco del sauce se parece a la nieve.
Sin embargo, tú aún no has regresado.
Solo ante la ventana,
Levanto mi copa hacia la brillante luna.
El viento, húmedo por el rocío de la tarde,
Mueve las cortinas de gaza.
Quizás la diosa lunar Chang-O
Se apiade de esta golondrina solitaria,
Y nos una con un hilo de luz,
que se deslice por debajo de las cornisas de tu hogar.

 

OFRENDAS DE LA COSECHA

La cosecha ya está recogida.
El trabajo de este año parece terminar.
Si no tienes vasijas de bronce para la ofrenda,
Puedes pedirlas prestadas. Otros tienen muchas.
Las montañas y los ríos ya han entregado su parte,
En variadas cantidades para ricos y para pobres.
Algunos ofrecen bandejas llenas de frutas,
Otros cestas con conejos.
Los ricos ofrecen banquetes,
Brocados de seda decoran sus salones.
Otros en cambio apenas tienen que ofrecer,
Y por el contrario se esconden
del recaudador de impuestos.
Soy extrangero en esta zona,
En donde alegres procesiones llenan calles y pasillos.
Sin embargo, también canto las viejas canciones populares,
A pesar que nadie me acompañe.

 

MEDITACIONES EN EL EXILIO

Levanto mi cabeza y observo
Al fenix y al cisne cruzar el cielo en sus migraciones.
Riquezas, cargos, empleos, ya nada significan para mi.
En exilio, en otoño,
Me estoy volviendo cada vez más indiferente.
Los humanos siempre se tratan de la misma manera,
A mi no me han permitido visitar el Lago del Oeste.
Sin embargo, nadie puede impedirme escribir poemas
Sobre las montañas y los ríos de Wu.

 

Du Fu / 杜甫


LUNA LLENA

Sola y llena, la luna flota sobre las casas.
Durante la noche, el agua fría del río
Se escurre debajo de las puertas,
Reflejando un resplandor que nunca se aquieta.
Mi cubrecama por su parte, luce más brillante incluso que la seda.
Un círculo perfecto.
Cumbres de montañas sin sonido.
La luna se suspende entre vacuas y extensas constelaciones.
Los pinos dejan caer piñas en el antiguo jardín,
Y los árboles de canela ya están en flor.
Un vasto terreno,
se ilumina por un mismo esplendor de luna.

 

VIENTO DEL SUR

Los días se alargan y las montañas se embellecen.
El viento del sur sopla los prados recién florecidos.
Golondrinas recién llegadas se lanzan
Como flechas a los humedales neblinosos.
Los patos en parejas se adormecen en la arena cálida.

 

VIAJANDO HACIA EL NORTE

Las lechuzas graznan al interior del árbol de moras.
Los ratones se escurren y preparan
sus agujeros para el invierno.
A medianoche
Cruzamos un antiguo campo de batalla.
La fría luz de la luna sobre huesos blancos.

 

AMANECER INVERNAL

Los personajes y bestias del zodiaco se han alzado
Sobre nosotros una vez más.
Frascos verdes de vino y caparazones de langostas vacíos
Sobre la mesa.
¿Podrían olvidarse los viejos amigos?
Los comensales absortos en sus pensamientos
El sonido de carrocería arrancando desde afuera.
Las golondrinas están inquietas en las cornisas
Por esos ruidos y la luz. Muy pronto,
durante el amanecer que se aproxima,
cumpliré mis cuarenta años.
Hacia las largas sombras del atardecer
Por momentos testarudos y obstinados
La vida se lanza ebria como fuego salvaje.

 

PUESTA DE SOL

El sol resplandece en los abalorios de las cortinas.
Flores de primavera brotan en el valle.
Los jardines a lo largo del río
Están rodeados de perfumes intensos.
El humo de la cocina se desplaza
encima de los barcos inmóviles.
Los gorriones saltan y caen sobre las ramas.
Por el aire pululan remolinos de insectos.
¿Quien habrá descubierto
Que esta copa de vino áspero
Disipa mis preocupaciones?

 

VISITANTES

Hace mucho tiempo que padezco asma.
Sin embargo, de a poco parece mejorar
en esta casa junto al río.
Aquí hay calma. La multitud no puede molestarme.
Aquí estoy más tranquilo, logro descansar.
Me siento más brillante y más feliz.
Cuando llega una visita a mi cabaña,
Mi hijo me entrega mi sombrero de paja,
Para poder recoger verduras frescas.
No hay variedad para ofrecer,
Pero lo que existe, se ofrece con amistad.

 

FESTIVAL DE LUNA

Las constelaciones de otoño
Comienzan a alzarse. La luz de la luna
Resplandece en las multitudes.
La rana lunar se sumerge en el río
Sin necesidad de hundirse.
El conejo lunar mastica las amargas hierbas
Del elixir de la vida eterna.
Su narcótico amarga levemente mi corazón.
Con el brillo plateado,
Mi pelo se vuelve aún más blanco.
El país está desvastado por la guerra.
Y la luz de la luna nada significa para la tropas
Asentadas en los desiertos del Oeste.

 

 

和子由澠池懷舊

人生到處知何似,恰似飛鴻踏雪泥;

泥上偶然留指爪,鴻飛那復計東西。

老僧已死成新塔,壞壁無由見舊題;

往日崎嶇還記否,路長人困蹇驢嘶。

+ Su Tung-Po (1036 – 1101) fue un poeta, escritor, artista y estadista chino. Nacido en el seno de una familia de literatos en la actual provincia de Sichuan, también es conocido como Po Su Shi, Su Shih y Su Dongpo. Publicó bajo el seudónimo de Dongpo Jushi. Pasó la mayor parte de su vida trabajando en varios puestos gubernamentales. Su poesía y su prosa a menudo lo ponían en desacuerdo con las facciones gobernantes, y fue desterrado dos veces de diferentes provincias. Su poesía está impregnada de la filosofía budista y del confucianismo.
+ Du Fu (712-770), considerado el gran poeta de la dinastía Tang, es conocido como el Mayor de los Poetas Clásicos chinos. A los siete años empezó a escribir poemas. En su juventud, conoció a los famosos letrados de aquel entonces, tales como Su Yuanming, Gao Shi y Li Bai, con quien forjó una gran amistad. A finales del año 759, llegó a Chengdu, provincia de Sichuan, donde levantó su famosa choza y pasó 11 años. Durante este período de tiempo compuso más de mil poemas. Luego vagabundeó sin rumbo fijo por las provincias de Sichuan, Hubei y Hunan. Durante el invierno de 770, el poeta murió en una barca estropeada en su camino de Changsha.
+ Ileana Elordi (Santiago, 1990). Autora de la novela “Oro” (Emecé Planeta) y “Antología Noreste” (Ediciones Lastarria).
Total
24
Shares